Saltar al contenido
Jugar en casa

El arcoíris Waldorf. ¿Cómo utilizarlo?

Todo lo que necesitas saber sobre el arcoíris Waldorf

Suponemos que a día de hoy son pocas las personas que todavía no conocen el famoso arcoíris Waldorf de madera. Es el protagonista indiscutible de pequeñas jugueterías y de las cuentas de Instagram de temática infantil.

Las razones de este éxito son, principalmente, dos:

  • El arcoíris es bello, precioso, colorido y queda bien en cualquier parte de la casa. Por tanto, no solo es fotografiable, sino que dota al hogar de armonía  y equilibrio.
  • Se trata de un juguete con posibilidades infinitas de juego que fomenta la creatividad y el juego libre. Además, su uso abarca un amplio abanico de edades.

Antes de entrar en materia acerca de cómo se puede utilizar el arcoíris, nos gustaría empezar por describir qué es el arcoíris waldorf, cómo se crea el modelo más famoso y quién lo crea. Porque, aunque quizás lo hayáis visto y conozcáis un poco para qué se utiliza, conocer el proceso de fabricación y sus orígenes resulta apasionante.

¿Qué es el arcoíris waldorf?

Se trata de un juguete encajable  de 12 piezas (36 cm), también lo hay de 6 (10,5 cm), en forma de arco. Cada uno de sus arcos tiene un tamaño progresivo, de manera que todas las pieza juntas encajan formando una unidad. Esto se debe a que está hecho a partir de una única pieza de madera. Se realiza de forma artesanal y está pintado con tintes naturales. El juguete original tiene los colores del arcoíris y cinco gradaciones, aunque en la actualidad existen en el mercado otras variantes (madera natural, blanco y negro, colores pastel, etc.).

Se conoce popularmente como Arcoíris Waldorf , porque el juguete está inspirado en esta pedagogía alternativa. También lo podéis encontrar con el nombre Arcoíris Grimm’s, y este nombre hace referencia a su fabricante, uno de los creadores más conocidos de juguetes Waldorf: Grimms’ Spiel und Holz Design.

¿Qué es la pedagogía Waldorf?

La pedagogía Waldorf fue ideada por el filósofo austriaco Rudolf Steiner a principios del siglo XX. Uno de los aspectos más importantes de esta pedagogía alternativa es que el niño es reconocido individualmente y a partir de la relación de confianza que se establece con él, se le acompaña en el descubrimiento de todo aquello que lo rodea. Los pequeños experimentan a través del juego y se incide mucho en el aprendizaje de idiomas y en las actividades artísticas y manuales.

¿Cómo son los juguetes Waldorf?

Una característica importante de las escuelas Waldorf es que utilizan juguetes hechos de materiales naturales tales como madera, lana, seda o algodón.

Por otra parte, los juguetes Waldorf se caracterizan por su belleza. Y es que para que los niños crezcan en un ambiente bello, los juguetes, objetos y materiales que observan en el día a día han de ser bellos. A través de esta belleza que los rodea, estaremos facilitando el desarrollo de su conciencia estética y despertando en ellos la apreciación y gusto por las cosas bonitas.

Hay una frase tradicionalmente atribuida a Platón que dice  que la educación más efectiva es aquella en la que el niño juega con cosas bellas.

The most effective kind of education is that a child should play amongst lovely things

Platón

Otra característica de los juguetes Waldorf es que son de fin abierto (open-ended), lo cual contribuye al desarrollo y estimulación de la imaginación. Cuando hablamos de fin abierto nos referimos a que el juguete en sí no está creado para un fin concreto, no sirve para una única cosa. Por tanto, dan libertad absoluta para que el juguete sea lo que el niño quiera. De hecho, las muñecas Waldorf se caracterizan por tener unos rasgos faciales muy limitados. De esta manera, el niño puede atribuirle cualquier expresión en función de su objetivo de juego.

Tenemos, pues, las dos características principales del arcoíris Waldorf:  la belleza y el fin abierto. Dos rasgos que son la esencia, además, de uno de los más famosos creadores de juguetes Waldorf y que ya hemos mencionado: Grimms’ Spiel und Holz Design.

Arcoíris Grimm’s

La empresa familiar Grimm’s, situada en Alemania, se guía por los principios de la eduación Waldorf y otras pedagogías tales como Montessori, a la hora de crear sus juguetes. De hecho, estamos seguros de que también habéis oído hablar de este arcoíris como arcoíris Montessori. Realmente, el arcoíris no forma parte de los materiales ideados por María Montessori, pero sí que podríamos decir que cumple algunas de las características de esta pedagogía. Una de ellas es el control del error, ya que a la hora de apilarlo y de que encajen todas las piezas, solo hay una forma correcta de hacerlo y el niño es capaz de saber por sí mismo si lo ha hecho correctamente. Por otro lado, en la pedagogía Montessori, la belleza también tiene una importancia fundamental, por lo que en este sentido el arcoíris cumple otro requisito montessori.

Pero volviendo a los principales creadores del arcoíris, la empresa Grimm’s, cuyo catálogo de juguetes es de visita obligatoria, destaca por la calidad que ofrece en cada uno de sus juguetes.

Como comentábamos, el arcoíris está hecho de una única pieza de madera que se corta de forma artesanal. Para entender la importancia de este hecho, hemos de tener en cuenta que de cada árbol se pueden obtener unos pocos arcoíris y que cada árbol tarda años y años en alcanzar el tamaño necesario para poder transformarse en bellas piezas en forma de arco.

Por tanto, podríamos decir que los arcoíris de Grimm’s tienen su propia historia, una historia que podemos leer a través de las marcas que aparecen en las piezas y que los convierten en objetos únicos. Así pues, poseer un arcoíris de madera es tener un tesoro natural y único con una vida propia.

Arcoíris con marcas naturales del árbol
Arcoíris con marca natural del árbol

Ahora ya conocemos un poquito los orígenes y los procesos de creación de los arcoíris. Resumamos, pues, cuáles son sus características principales y las razones por la que sería interesante presentarlo a nuestros pequeños:

  • Es un juguete de fin abierto que potencia la imaginación y la creatividad: es decir, el arcoíris sirve tanto para hacer torres de múltiples maneras como para crear puentes, balancines, paredes de una casa, etc. Las opciones de juego son infinitas.
  • Es un juguete bello: tanto el tacto de la madera, su olor, color, forma, etc. lo convierten en un objeto estéticamente perfecto. Ofrecer a un niño un juguete así de bonito servirá para desarrollar en él el gusto por las cosas bonitas.
  • Al ser un objeto de madera de alta calidad, creado de manera artesanal, podemos estar seguros de que será un juguete duradero. No sería de extrañar que vuestros bebés se convirtieran en adolescentes y todavía pudieran sacarle partido. De hecho, estamos seguro de que es un juguete capacitado para pasar de generación en generación.

Hasta aquí hemos resuelto las dudas sobre qué es el arcoíris Waldorf (también conocido como arcoíris Montessori), cuál es su base pedagógica y para qué sirve. Ahora vamos a ver si podemos resolver una cuestión muy importante: ¿Para qué edad es? O mejor aún: ¿cuál es la edad ideal para tenerlo, comprarlo o regalarlo?

¿Para qué edad es recomendable el arcoíris Waldorf?

Para resolver esta cuestión os vamos a dar nuestra visión a partir de nuestra experiencia como padres. Por tanto, no es válida para todo el mundo, porque, como sabéis, los ritmos de los niños son muy diferentes. Pero sí que es verdad que os puede servir como guía.

Nuestros hijos recibieron su primer arcoíris Waldorf –tamaño grande– cuando acababan de cumplir los dos años. He de confesar que estuvimos muy tentados de comprarlo antes, porque no aguantábamos, pero al final resistimos un poco. Al principio no le hicieron ni caso. Lo tenían en su espacio de juegos, bellamente situados encima de una mesa, pero ni se acercaban. Si yo lo sacaba y montaba torres, ellos se aproximaban y me ayudaban a colocar la piezas. El mayor placer lo encontraban en destruir la torre que habíamos montado.

Con casi 3 años, un día, de manera fortuita, cogieron ellos mismos las piezas y las utilizaron para crear casitas para sus gatitos de miniatura. La verdad es que casi se me saltan las lágrimas ese día. A partir de entonces, le han dado más uso: utilizan los arcos para hacer puentes cuando montan las vías del tren y continúan construyendo casitas para los animales.

Por tanto, puedo decir que los 3 años cumplidos es la edad a la están empezando a darle un uso más intenso. Antes de los 3 años ha sido una etapa de familiarización y su uso ha estado más condicionado a que vieran a un adulto utilizarlo.

También es cierto que el arcoíris que les regalaron fue el grande (36 cm) y es posible que el tamaño influyera en un “rechazo” inicial, puesto que las piezas les resultaban difíciles de manejar. Creo que si hubieran tenido primero el de seis piezas, se habrían acercado a él con mayor confianza.

Arcoíris de 6 piezas. Ideal para manos pequeñas
  • 6 piezas de pastel arco iris de Grimm´s
  • De madera de tilo, vidriada en color
  • Edad recomendada: 1 año o más
  • de aguja
  • Dimensiones del producto: aprox. 17 cm

Así pues, mi consejo es que antes de los 3 años compréis o regaléis el pequeño o mediano y a partir de los 3 años, optéis por el grande.

Ahora veremos los diferentes modelos y colores que hay en el mercado

¿Qué modelos de arcoíris existen?

Los modelos de arcoíris más extendidos son los de la marca alemana Grimm’s, aunque también existen modelos de gran calidad hechos en España por artesanos. Por ejemplo, este de la marca Tuquinos:

Después, también existen arcoíris de menor calidad. Por ejemplo, Aldi suele ofrecerlo algunas veces al año y hay que estar atento porque se agotan enseguida. También en Aliexpress se puede encontrar. Sin embargo, la calidad de estos productos es bastante mala y perdemos la oportunidad de ofrecer una experiencia sensorial a través del agradable tacto y aroma de la madera de calidad. Yo  recomendaría estos de menor calidad si no estáis seguros de que el juguete vaya a ser del agrado de vuestros hijos. Por ejemplo, este de 7 piezas por menos de 16€ es ideal para testar si despierta el interés de los peques de la casa:

Arcoíris de 7 piezas económico
  • Arcos coloridos de madera que se convierten en un reto para la motricidad fina de las manitas.
  • Madera del arco iris Juguetes es bueno para la mejora de la coordinación niño pulgadass ojo-mano, el desarrollo de energía del cerebro, la ampliación de la sensibilidad a los colores y las formas.
  • Anidamiento y apilamiento Bloque de arco iris en 7 colores y tamaños diferentes. Perfecto Juguetes de aprendizaje para tus hijos.
  • Este conjunto de juguete puede cultivar plenamente la imaginación niño pulgadass, los niños pueden apilar como se imaginan, como un puente, un túnel, un camino sinuoso, un pequeño laberinto, etc.
  • El paquete incluye: Un conjunto de madera del arco iris Juguetes .

En cambio, si le veis potencial desde el principio, yo haría la inversión en un producto de calidad. Así os aseguráis de estar ofreciendo un producto que no solo estimula el desarrollo motor, sino que también lo hace con los sentidos: tocar y oler la madera de un arcoíris de calidad no tiene precio.

Estos son los modelos originales (tamaño grande, mediano y pequeño) con los colores del arcoíris. Como os decía, el pequeño (10 cm) y mediano (17 cm) de 6 piezas son ideales para manitas pequeñas y a partir de los tres años, el de 12 piezas.

Recientemente han salido nuevos modelos en diferentes colores.

Uno de ellos es este precioso arcoíris en colores pastel.

Otro es este creado con madera natural: este modelo te acerca a la esencia del material originario. Aquí es donde realmente se puede apreciar la historia del árbol original del que se ha producido.

Arco íris apilable (GRANDE) color natural
  • Grimm's Bogenspiel Natural 12 Piezas
  • Tamaño: L=38 cm / H = 18cm / Madera: Lindenholz Engrasada
  • Recomendación sobre la Edad : 0+
  • Entrega sin Decoración!

Por otra parte, tenéis el modelo Sunset, un arcoíris de 10 piezas con los colores de la puesta de sol:

Grimm´s Rainbow Sunset 10 Piezas
  • 10 partes de arco iris (puesta de sol) de Grimm´s
  • De madera de tilo, vidriada en color
  • Edad recomendada: 3 años y más
  • de aguja
  • Dimensiones del producto: aprox. 30 cm

Y el arcoíris Waldorf doble, ideal para entender los conceptos de equilibrio y simetría:

O este precioso modelo en negro y madera natural:

Todo sobre el arcoíris Waldorf

Sí, yo también querría tenerlos todos, porque son preciosos. Pero lo ideal es ir poco a poco e ir adquiriéndolos a medida que observamos a nuestros pequeños. Si vemos que les interesa el concepto de juego, podemos ir introduciéndoles nuevos colores y formatos. Ya sabéis, las opciones de juego son infinitas.